Los reducidos precios del atún han afectado a los beneficios de las exportaciones del procesador ecuatoriano, Grupo Buehs, llevando a la compañía a expandir su mercado local con franquicias.

La empresa, que captura alrededor de 18.000 toneladas de atún cada año, dijo a Undercurrent News que una importante caída de los precios durante abril y mayo, cuando el mercado del atún listado entero (barrilete/skipjack) cayó hasta alrededor de USD 900 toneladas, afectó a sus envíos al extranjero.

Durante 2014, las exportaciones representaron el 90 por ciento de las ganancias de la compañía. Alrededor del 40 por ciento de las ventas de exportación de Buehs fueron representadas por el mercado estadounidense, mientras que el 30 por ciento se dirigió al mercado doméstico.

El procesador está planeando llevar a cabo un nuevo enfoque: Buehs tiene cinco tiendas franquiciadas en su mercado local y debido a la reducción de las exportaciones, espera abrir otras cinco antes de terminar 2015.

El Director Comercial de la compañía, Jorge Felix, describe su marca El Capitán como la más económica, la que será vendida en las tiendas en un intento de aumentar el consumo de atún en Ecuador, mientas que también ofrece otro canal de distribución a la compañía.

Según Felix, esta será la nueva estrategia; las franquicias requieren una inversión casi nula, explica, a la vez que permiten que la compañía se expanda.

Los precios más bajos para el atún es una de las razones que se cree que han provocado una facturación interanual más baja para Buehs en lo que va de año.